Revisión de defectos a la entrega de tu vivienda

Revisión de Solados Cerámicos

Son los más utilizados en lo que se denominan habitaciones húmedas, como cocinas, baños, terrazas, y cuartos de instalaciones, pero en algunas viviendas también se utilizan para el resto de dependencias.

Podemos encontrar multitud de marcas, tipos, modelos y tamaños, pero para lo que nos concierne a nosotros, que es verificar que esta unidad está correctamente ejecutada, no es necesario entrar en más detalles.

solado gres

Existen dos formas de ejecutar este tipo de solados.

Primera:

Al mismo tiempo que se ejecuta la base de mortero de relleno, y antes de que éste fragüe, se van colocando las baldosas, y con una maceta de goma se golpean para nivelarlas y adherirlas al mortero, colocando unas crucetas de separación para hacer las juntas .

Con este sistema la nivelación es mas complicada, y existe la posibilidad que se queden plaquetas huecas o mal adheridas.

Segunda:

Con la aparición de nuevos materiales en este caso los morteros cola especiales para materiales cerámicos, lo que se hace es ejecutar primero toda la base de mortero bien nivelada, y una vez que ésta ya ha fraguado, se van colocando las baldosas adhiriéndolas a la base mediante estos morteros.

Este método es con el que mejores resultados se obtienen ya que si la base está bien ejecutada, las plaquetas quedan perfectamente niveladas y adheridas.

El ultimo paso para la finalización es el mismo independientemente del sistema que hallamos utilizado para su colocación, se trata del enlechado de juntas, o rejuntado, que consiste en rellenar las juntas con un mortero especial coloreado a juego con el solado .

Procedimiento para revisión

1º Colocación

Tendremos que asegurarnos que se ha colocado correctamente de manera que no existan ninguno de los siguientes defectos.

Nivelación: comprobaremos que la superficie esté bien nivelada.

Esta comprobación no es sencilla, ya que tampoco vamos a llevarnos aparatos de medida sofisticados, pero dado que existen ciertas tolerancias en esta nivelación, simplemente comprobaremos las que sean notablemente visibles, y para esto utilizaremos el rodapiés, este elemento de remate al formar una línea recta, enseguida que exista un desnivel en el solado lo detectaremos.

Para detectar este fallo, debemos de fijarnos en dos cosas, la primera, fijarnos en la parte superior del rodapiés, esta debe ser continua y sin quiebros, si se observa algún quiebro esto quiere decir que al pegar el rodapiés en su parte inferior al solado, y al no estar éste bien nivelado, la parte superior lo copia marcando este defecto.

La segunda cosa en la que nos debemos fijar es en la cara inferior del rodapiés, la cara que está en contacto con el solado, ya que si el que coloca el rodapiés es un buen profesional y se da cuenta que el solado no está bien ejecutado, el fallo lo dejará en la cara inferior para posteriormente rellenar ese fallo con mortero de juntas.

Cejas: se denominan cejas a los saltos que puedan existir entre los bordes de dos baldosas consecutivas.

Cuando la junta entre baldosas es muy ancha y los cantos de las baldosas están biselados o redondeados, este defecto es casi inapreciable, para que sea visible, la baldosa tiene que estar muy mal colocada.

Pero cuando el solado tiene sus bordes en ángulo recto, y las juntas son muy estrechas o sin juntas, es el caso de muchas baldosas de las denominadas porcelánicas, el fallo se aprecia con mayor facilidad, y tiene más importancia ya que puede dar lugar a tropiezos.

Juntas: tendremos que prestar atención que las juntas sean continuas, que no se aprecie diferencia de grosor, y que estén perfectamente rellenas de mortero de juntas.

2º Encuentros

Los encuentros se producen donde finaliza un solado y comienza otro diferente, o por necesidad es necesario generar una junta.

Por norma general estos encuentros se producen en los pasos de puertas, y tienen que producirse en la mitad del galce de la puerta, de manera que, si el encuentro es con el solado del baño, cuando la puerta esté cerrada, no se vea el solado de fuera por dentro del baño, ni el solado del baño por fuera de este, de esta forma la puerta tapará este cambio.

gres encuentro A

Para tapar esta junta que es necesario dejar entre los solados, se utilizan varios remates, que pueden ser metálicos, o sintéticos con el acabado imitando madera, existen varias formas dependiendo de cómo sea el remate a realizar.

Otro tipo de encuentro se produce cuando el solado termina contra una superficie recta, pero no existe la posibilidad de colocar un rodapiés, esto es muy común en los miradores, o puertas de aluminio de salida a terrazas.

Para estos casos se utilizan otras piezas de remate como junquillos, medias cañas, e incluso en ocasiones se sella directamente la junta con silicona, o con el mismo mortero de relleno de juntas, en el caso de este tipo de solados, a diferencia de las tarimas, se puede rematar simplemente con el relleno de juntas.

Hay que comprobar que estos encuentros se producen justo en el centro de la puerta para que no se aprecien los cambios de solado con la puerta cerrada, que el remate empleado esté bien adherido y que tape por completo los dos solados.

3º La terminación

Tenemos que prestar mucha atención, sobre todo para superficies grandes en la homogeneidad del material, que no se aprecien cambios de tonos ni de brillo en ciertas zonas.

El proceso de fabricación de estos materiales esta industrializado, pero esto no garantiza que todas las partidas salgan idénticas, por este motivo el fabricante siempre recomienda que se abran varias cajas y se vayan mezclando, de esta forma esos fallos son inapreciables, pero claro esto es una labor que la realizan realmente pocos montadores, por este motivo debemos de prestar atención a esto .

página anterior
página siguiente
Copyright © 2011 Todos los derechos reservados